La alimentación adecuada para un gallo de pelea

Compartir en tus redes

La alimentación del gallo de pelea es diferente al de las demás aves de corral, incluyendo a las gallinas y otros gallos. Aunque hay algunas similitudes en la alimentación del gallo de pelea con otras aves de corral, la verdad es que, debido a las características de aquel, es importante saber y conocer muy bien cuál es el tipo de alimentos que se le debe suministrar al gallo de pelea.

En el caso del gallo de pelea, la alimentación se compone de huevo, maíz, carne y ocumo, yautía o malanga. La dieta del gallo de pelea debe ser estricta. Este es un aspecto fundamental para que pueda mantener una contextura robusta, y esté saludable.

De hecho, la dieta debería ser de la siguiente manera: entre las doce del día suministrarle por lo menos dos onzas de maíz. Por la tarde se le puede suministrar una mezcla entre ocumo, conocido como ñame, o malanga, carne, en su defecto huevo. La carne o el huevo es importante porque le suministra al gallo de pelea las proteínas que necesitan.

Aunque esta es la dieta más recomendable, también hay otras alternativas que se pueden seguir para alimentar a un gallo de pelea. Lo más importante es que su alimento contenga todos los contenidos proteínicos y vitamínicos para su sustento.

Algunas variantes alimenticias

  • Arroz cocido mezclado con yema de huevo previamente hervido.
  • Bolitas de carne, que contengan preferentemente, hígado. También se les puede suministrar comida para gatos que contenga pescado.
  • También se les puede dar media taza de pescado que ya esté bien cocido, combinado con pequeños trozos de lechuga. El pescado no debe tener altos contenidos grasos.
  • El maíz es una fuente vital para la alimentación del gallo de pelea, así como para todas las aves de corral. No hay que descartar, por lo tanto, suministrar, por lo menos, una taza de maíz de buena calidad.

También existe la posibilidad de hacer una mezcla de las recomendaciones hechas acá. En el caso de suministrarle carne, ya sea de pescado o de hígado, esto les ayudará a mantenerse fuertes; pues necesitan altas fuentes de proteínas, sobre todo a la hora de entrenar.

Otra opción  es que, en vez de comprar los implementos para preparar estas mezclas, se acuda a una tienda especializada. Existen diversos productos alimenticios para el gallo de pelea. En este sentido, se puede consultar con un experto para saber qué tipo de alimentos es el más conveniente para determinada raza, pues hay que recordar que no todos los gallos tienen las mismas necesidades.

Además, es muy importante recordar que, además de la dieta correcta, y el suministro adecuado de alimentos, también es importante suministrarles suplementos vitamínicos. Estos ayudarán a fortalecer más los músculos así como demás órganos; pero también ayudará a prevenir enfermedades que podrían ser mortales.

Por esta razón, también sería necesario consultar con un veterinario para que indique el tratamiento correcto. De esta forma se puede tener un gallo de pelea fuerte y saludable.

Facebook Comments
Compartir en tus redes